Por esos días

me había separado del frío

del destino

y, como sabes, de ti

 

La calle se alargaba en cada trayecto

llevándome a esquinas

donde los fulgores encendían delirios

cristales

y cuerpos

mi cuerpo

sediento de boca

saliva

crujires

y, como sabes, de ti

 

Paradojas del calor

el sudor me resguardó 

de la esperanza

de la vuelta

y, como sabes, de ti

 

Y me llevó a ella

¿O fue una lágrima?

 

Tras esa calle interminable

vi al cielo

encerrarse dentro de unos ojos

cristales

fractales 

estallando, descubriéndome

 

Una nube escapaba

cual luminosa exhalación

en cada una de sus miradas

 

la última, una voluminosa nimbus

que empapó mis ardores

trocando labios en lenguas

corazones en lluvias

cráteres en acentos

y alientos

 

Y el fuego fue amanecer

y  piel de nubes

 

Y el estío

que todo lo desprende

y todo lo sosiega

me liberó del miedo

del dolor

y, como sabes,

final y definitivamente

de ti

 

#pasionesdeverano

Anuncios